Todos tus crímenes

Este poemario de Justo Braga está lleno de subrayados, círculos, cadáveres exquisitos a los que se les ha perdonado la vida. No nos engañemos. Porque nadie es malo del todo, por mucho que lo pretenda, cuando uno lee sus poemas, y la belleza, la sabiduría -cicatrices que enseñan, pero de las que nunca se aprende- y hasta el calor y la ternura de tantas paradas y fondas del camino se nos agarra mucho más a los huesos que lo que los propios zapatos andados nos aprietan. Y es que al final, de una forma u otra, y Justo lo sabe, uno acaba comprobando que morir antes de hora es el único crimen. Carpe diem...

10,00 €
Please select variants first